Pollo al ajillo, doble receta.

Publicado en 26 Junio 2009

Veranito, comida rápida, barata y nutritiva.Este plato tiene sólo una ciencia, adobar el pollo por lo menos con dos horas de antelación.

La primera receta no os va a desccubrir nada nuevo en cuanto a la preparación ,pero si para el adobo y la segunda variación, nos va a aportar un toque exótico de sabor, convirtiendo este sencillo plato de picoteo en algo mucho mas elgante.


Primero diremos al carnicero que nos trocee el pollo para el ajillo, es decir hacerlos trocitos,no demasiado pequeños, intentando que todos lleven algo de carne, le podemos decir que el espinazo nos lo deje entero, asi podremos congelarlo y reservarlo para hacer un caldo de pollo o un fondo para cocinar.

Ya en casa, procederemos al adobo de la siguiente forma y con los siguientes productos.

Para un pollo de mas o menos 2 kilos:

4 dientes de ajo,
sal al gusto.
Perejil picado fresco, si no tenemos ,lo podemos sustituir por perejil seco, pero debemos rehidratarlo con un poco de aceite y añadirlo al final de la fritura.
El zumo de un limon.
1/2 vaso de vino blanco
una pizca de pimienta blanca molida.

Pelamos los ajos y les quitamos el germen ( parte central), los picamos muy finitos.

En un bol ponemos el pollo troceado, añadimos el ajo picado con el perejil( siempre que sea el fresco), la sal, la pimienta el vino y el zumo del limon, mezclamos bien, para que se empape todo el pollo del adobo, lo tapamos con un flim y lo metemos en la nevera por lo menos dos horas, evidentemente de un dia para otro esta mucho mas rico.

Con el pollo ya adobado y reposado, ponemos una sarten de buen tamaño , mejor de las fondo difusor, con el aceite que usemos para freir de forma habitual, la calentamos y cuando empiece a humear, ponemos el pollo en cantidad suficiente para llenar la sarten pero que al mismo tiempo no quede muy apelmazado.
Freimos bien por los dos lados hasta que quede crujiente.
Entre tanda y tanda de pollo es importane que retiremos los trozos de ajo, ya que si los dejamos se quemarian y no tendrian buen sabor.
Con todo el pollo frito, ponemos en una bandeja y decoramos con cuartos de limon, para que quien quiera lo use como aliño.
NOTA IMPORTANTE: Tener en cuenta que al estar adobado con el liquido del vino y el zumo, el  pollo nos va a saltar al ponerlo a freir,asi que escurrirlo bien antes de meterlo en la sarten y tener mucho cuidado para evitar quemaduras.

Variacion y segunda receta:

Procedemos de igual manera que en la primera receta, con la diferencia de que necesitaremos una cazuela de barro de buen tamaño o una olla baja.

Este utensilio lo usaremos para terminar la receta.

En esta cazuela pondremos el liquido que nos haya quedado del adobo  a calentar, lo llevamos a ebullicion, si no queda suficiente solo hay que añadir un poco mas de vino blanco y ya esta.
En este punto añadimos al caldo que tenemos un par de palos de canela en rama, para que infusione con el vino y el limon del adobo.

Ahora solo tenemos que añadir el pollo segun lo vayamos friendo e ir removiendolo para que se mezclen bien los sabores,
Cuando todo el pollo esta ya listo, tapamos la olla y dejamos templar, retiramos los palos de canela y servimos acompañando con la salsa que nos haya quedado.

Está exquisito .

Buen provecho

Escrito por CocineroAstur

Etiquetado en #Recetas Economicas y sencillas

Repost 0
Comentar este post

David 01/11/2015 11:02

Pues sí está de vicio