Bar-Tienda Casa Dylsia, La vuelta a la tradición.

Los seguidores y habituales de este blog, sabéis que de cuando en vez publico algun pequeño articulo o reseña sobre lugares y establecimientos donde la comida se convierte en un disfrute sensorial.

La función principal de este blog es mantener las tradicionales recetas que han pasado de mano en mano a lo largo de los años, y que abuelas, tías o madres nos han dejado como verdaderas joyas de tradición guisandera de nuestra querida Asturias en particular ,y del resto de regiones que, siendo singulares encajen en la orientación de este blog de cocina.

Este fin de semana, la magia de la cocina volvió a darnos una lección de saber hacer, innovando pero manteniendo intacto el espíritu de la cocina tradicional Asturiana.

Todo surge hace un par de meses cuando en el canal autonómico de TV vimos la repetición de un reportaje que versaba sobre una serie de emprendedores que con ayudas oficiales consiguieron poner en pie de una u otra manera su pequeño negocio y con estas ayudas el apoyo familiar y toda la ilusión por mejorar han conseguido con su esfuerzo triunfar y salir adelante en el mundo laboral, cosa ya loable en estos tiempos que vivimos.

Una de estas emprendedoras, es la persona que regenta y da nombre a este singular espacio gastronómico , Bar-Tienda Casa Dylsia.

Para no enrollarme en cuestiones poco culinarias os diré que al ver el reportaje , la curiosidad nos hizo buscar referencias del negocio, lo encontramos, reservamos y este pasado fin de semana nos fuimos a comer.

Un Bar-Tienda, es exactamente eso, un bar típico de un pequeño pueblo o aldea, en el que en su esencia ademas de un café o un vino puedes hacerte con lo básico que en un momento puedas necesitar y no encontrar en tu despensa.En su origen eran mucho mas, pues podías comprar desde abono para el campo hasta bombonas de gas butano, o hilo de coser, zapatillas....vamos un totun revolutum que en su origen era imprescindible en pueblos y aldeas con carreteras intransitables o con las tiendas a dos horas ( de entonces) de distancia.

Hoy Dylsia, ha recogido el testigo dejado años atrás por su abuela y madre, y después de unos años con el negocio cerrado,retoma con muchísimas ganas, y un saber hacer excepcional, la dura labor de ponerse al frente de la tienda, el bar, y el comedor, ya que tradicionalmente en los bares tienda , también se podía comer y reponer fuerzas con productos caseros , simples y exquisitos.

La sorpresa viene cuando en el comedor te encuentras con un espacio acogedor, cómodo y con un toque actual pero sabiendo mantener el origen de su historia.

Lo mejor llega cuando los platos van desfilando por la mesa, y, en mi caso, vienen a mi cabeza recuerdos de sabores casi olvidados, hasta el punto que llegue a recordar los sabores que una tía abuela mía, como no, cocinera de postín, conseguia con cosas tan sencillas como unas berzas y un poco de compango.

Tomamos, Pote Asturiano, quizás uno de los mejores que he comido en muchísimo tiempo, se notaba lo excepcional del embutido y la cocción esmerada, la calidad de la verdura y el tiempo dedicado.Un diez sobre diez.

Tortos de maiz con cecina, queso de cabra y cebolla confitada: Increíble la textura del torto, finísimo y absolutamente delicioso y crujiente, después nos enteramos que se usaba harina de maíz de la tierra, un grano recuperado hace no mucho por los productores de la zona y que dan al plato un efecto redondo.

Mini Cachopinos de ternera: Bien aquí si que está el chiste. Sabeis bien que en Asturias el tema de las raciones es algo que tenemos asumido que ha de ser, abundante, sabroso y sobre todo ....que sobre...vamos que sobre.....

Cuando lees mini cachopinos te imaginas eso, mini cachopinos, no SEIS Cachopos de menor tamaño lógicamente que los habituales que todos conocemos, pero suficientes como para que con uno, y después del pote y del torto, vayas bien servido,pues no, aquí vamos en tamaño y en abundancia ¡¡¡¡y te plantan seis cachopinos por "(ATENCION)" ración¡¡¡¡¡.

Postres:

Tarta de la Abuela, galleta y crema de chocolate.

Tarta de Queso, os aseguro que de verdad era tarta de queso, nada que ver con otras que llevan ese nombre y de queso tienen solo lo que pone escrito.

Tarta de La Casa, esto merece una nota especial, este postre es una tremenda y contundente receta basada en almendra molida huevos y azúcar, nada mas....y nada menos.Una variación de un flan/tocino de cielo con base de almendra molida y acompañada de helado mantecado....para rebajar...

En las fotos vereis a que me refiero.

En resumen, ha sido un hallazgo lleno de sorpresas, ilusionante y de vuelta obligatoria una y otra vez, el trato es exquisito, cercano, casi familiar, comparten su tiempo sin importarles el cansancio, te preguntan con sinceridad y comparten contigo su ilusión por agradar y sus ganas de que todos salgan satisfechos.

Es de agradecer que sigan apareciendo personas con la capacidad de sacrificio que este tipo de negocios exigen, que se dediquen a buscar o a elaborar artesanalmente lo mejor, para que sus platos puedan llevar de verdad la etiqueta de "CASERO" , porque ultimamente lo de casero había quedado bastante denostado por exceso de uso del adjetivo, y lo poco que tenia que ver con la realidad.

En Dylsia ( porque así acabara siendo conocido, sino al tiempo) lo de "Casero" es absolutamente real, y ademas de saborearse, se ve¡¡¡

Especial mención a La jefa de Cocina que no es otra que la mama de Dylsia, al marido de esta que nos atendió estupendamente a su personal de barra, y claro a Dylsia por su compromiso con la cocina y la calidad.

Estoy completamente seguro de que si este sigue siendo el guión de su negocio, pronto será aun mas conocida y mas valorada de lo que ya lo es.

Bar-Tienda Casa Dylsia, Valduno 9, Las Regueras, Asturias.

Fachada principal, los mini cachopinos" y la tarta de la casa.
Fachada principal, los mini cachopinos" y la tarta de la casa.
Fachada principal, los mini cachopinos" y la tarta de la casa.

Fachada principal, los mini cachopinos" y la tarta de la casa.

Repost 0